top of page
Ads1
Ads2

El Museo Nacional de San Carlos exhibirá arte neerlandés y su influencia en los géneros pictóricos



La producción artística de los Países Bajos que se generó a partir del siglo XVII y su repercusión en el desarrollo de géneros seculares, como el retrato, el paisaje y naturalezas muertas, así como su influencia en el sistema educativo de la Academia de San Carlos, es tema de la exposición Arte neerlandés en la colección del Museo Nacional de San Carlos.

Integrada por piezas que hoy forman parte de acervos públicos y privados, la muestra se presentará a partir del 30 de septiembre en el marco de la campaña #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), en colaboración con la Embajada del Reino de los Países Bajos.

Se podrán apreciar obras de artistas como Rembrandt Harmenszoon van Rijn, Frans Hals, Albert Jansen Klomp, así como mapas y grabados de los siglos XVII, XVIII y XIX.

La colección de arte neerlandés que resguarda el Museo Nacional de San Carlos —proveniente tanto de la Academia de San Carlos como de la colección del político y diplomático Alberto J. Pani­— entabla un diálogo con pinturas y grabados de los acervos procedentes de los museos Franz Mayer y Casa del Risco, como muestra del desarrollo de un gusto y una estética que se incorporó al lenguaje artístico de pintores y coleccionistas de nuestro país en el siglo XX.

Los cinco núcleos en los que está dividida la exposición —El retrato y las grandes dinastías cívicas, Escenas de la vida cotidiana, Paisaje y naturaleza muerta; La trascendencia del arte neerlandés en la Academia de San Carlos y Cartografías— mostrarán al espectador cómo el arte de los Países Bajos influyó en el desarrollo de diversos géneros pictóricos, a la vez que permitirán comprender la importancia de la circulación de imágenes e impresos entre esta región y el Continente Americano.

El recinto de la red de Museos del INBAL presentará las obras Retrato de un hombre desconocido, de Frans Hals, considerado uno de los grandes maestros del arte neerlandés del Siglo de Oro, junto con pintores como Rembrandt y Johannes Vermeer. Este cuadro demuestra cómo, a través de la pose y la técnica pictórica, Hals revolucionó por completo el retrato masculino.

De Rembrandt se exhibe Busto de viejo con gorro de pieles y El dibujante, provenientes del Museo Franz Mayer, así como la copia de uno de sus Autorretratos. El pintor nacido en 1606 -Leiden, Países Bajos- fue motivo de fascinación en los círculos cercanos a la Academia de San Carlos, convertido en un referente visual de la educación artística en México en los siglos XIX y XX. Asimismo, fue uno de los artistas predilectos entre los coleccionistas particulares.

Los óleos de Albert Jansen Klomp —Rebaño en reposo y Toro atado a un árbol— dan cuenta de la importancia que tuvieron las escenas campesinas y de paisajes en el nuevo mercado del arte que se desarrolló en los Países Bajos a partir del siglo XVII. Las representaciones de animales y de la vida cotidiana fueron objeto de un consumo masivo entre los distintos estratos de la sociedad neerlandesa, incluidos campesinos, granjeros y comerciantes recién enriquecidos que decoraron los muros de sus casas con este tipo de obras.

Las ediciones de Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, del siglo XVII y el Tratado de la proporción, de Alberto Durero, están vinculados a la importancia que tenía Ámsterdam, considerada uno de los centros tipográficos más importantes del mundo por la cantidad y calidad de las obras impresas en diversos formatos y lenguas vernáculas.

Arte neerlandés en la colección del Museo Nacional de San Carlos, que permanecerá abierta del 30 de septiembre de 2021 al 24 de abril de 2022, ofrece una oportunidad para conocer la producción artística de los Países Bajos, así como el papel que jugó en la consolidación y legitimación de las colecciones de arte europeo que formaron varios miembros de la clase política e intelectual mexicana del siglo XX, en particular aquella creada por Alberto J. Pani.

Para resguardar la salud de los visitantes y trabajadores, habrá un estricto apego a las medidas de protección sanitaria, las cuales consisten en la instalación de un filtro con tapete desinfectante, aplicación de gel antibacterial, revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, uso obligatorio de cubreboca y respeto a la sana distancia.

Captura de Pantalla 2021-10-11 a la(s) 14.49.08.png
Captura de Pantalla 2023-08-13 a la(s) 10.23.07.png
bottom of page